Gonorrea

La gonorrea es una infección provocada por una bacteria de transmisión sexual que puede infectar tanto a hombres como a mujeres. Por lo general, la gonorrea afecta la uretra, el recto y la garganta. En las mujeres, la gonorrea también puede infectar el cuello uterino. La gonorrea suele contagiarse durante las relaciones sexuales. Los bebés se pueden infectar durante el parto si las madres están infectadas. En el caso de los bebés, la gonorrea suele afectar los ojos. La gonorrea es una infección común que, en muchos casos, no provoca síntomas. Es posible estar infectado sin saberlo. Las mejores formas de evitar infecciones de transmisión sexual son la abstinencia sexual, el uso de preservativos y las relaciones mutuamente monógamas.

Síntomas

  • Sistema reproductivo masculino
  • Aparato reproductor femenino

En muchos casos, la gonorrea no provoca síntomas. Cuando hay síntomas, la infección de gonorrea puede afectar múltiples partes del cuerpo, pero comúnmente se manifiesta en el aparato genital.

La gonorrea afecta el aparato genital

Los signos y síntomas de la gonorrea en hombres son:

  • Micción dolorosa
  • Secreción parecida al pus desde la punta del pene
  • Dolor o hinchazón en un testículo

Los signos y síntomas de la gonorrea en mujeres son:

  • Aumento de la secreción vaginal
  • Micción dolorosa
  • Sangrado vaginal entre períodos, por ejemplo, después de una relación sexual vaginal
  • Relaciones sexuales con dolor
  • Dolor abdominal o en la zona pélvica

La gonorrea en otras partes del cuerpo

La gonorrea también puede afectar estas partes del cuerpo:

  • Recto. Los signos y síntomas consisten en picazón anal, secreción parecida al pus que sale del recto, manchas de sangre de color rojo vivo en el papel higiénico y presión al evacuar los intestinos.
  • Ojos. La gonorrea que afecta los ojos puede provocar dolor ocular, sensibilidad a la luz y secreción parecida al pus en uno o ambos ojos.
  • Garganta. Los signos y síntomas de una infección en la garganta pueden ser dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.
  • Articulaciones. Si una o más articulaciones contraen una infección por bacterias (artritis séptica), las articulaciones afectadas pueden presentarse afiebradas, enrojecidas, hinchadas y extremadamente dolorosas, en especial al moverlas.

Cuándo consultar al médico

Pide una cita médica si observas algún signo o síntoma preocupante, como una sensación de ardor al orinar o una secreción similar al pus en el pene, la vagina o el recto.

También pide una cita médica si le han diagnosticado gonorrea a tu pareja. Quizá no tengas signos ni síntomas que te motiven a buscar atención médica. Pero si no te tratas, puedes reinfectar a tu pareja incluso después de haber sido tratada por la gonorrea.

Causas

La causa de la gonorrea es la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Las bacterias de la gonorrea casi siempre se transmiten de una persona a otra durante el contacto sexual, que incluye el sexo oral, anal o vaginal.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de contraer gonorrea incluyen:

  • Ser joven
  • Una nueva pareja sexual
  • Una pareja sexual que tiene parejas simultáneas
  • Varias parejas sexuales
  • Diagnóstico previo de gonorrea
  • Tener otras infecciones de transmisión sexual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *