Balanitis Plasmacellularis Zoon

La balanitis de Zoon o balanitis plasmocelular es una enfermedad que afecta al pene donde aparece una placa de color rojiza o marrón en el glande o zonas adyacentes.
Consiste en una dermatosis (enfermedad de la piel) inflamatoria crónica que afecta al glande y al prepucio en el pene de los hombres.
Es una enfermedad crónica pero benigna ya que no se ha descrito su transformación en carcinoma de pene. No es una enfermedad de transmisión sexual.
En las mujeres existe su equivalente denominado vulvitis de zoon (vulvitis circumscripta plasmacellularis)

¿Cuál es la causa que lo provoca?

La causa de la presencia de esta lesión en el pene es desconocida aunque existen una serie de factores que se cree contribuyen a su aparición:

  • Fricción o frotamiento constante
  • Calor
  • Higiene inadecuada
  • Infección por mycobacterium smegmatis

Actualmente se considera un hecho determinante para que aparezca la existencia de humedad en la mucosa del glande de aquellas personas a las que no se les ha practicado la circunsición.

Afecta a hombres adultos y es más frecuente en hombres de mediana edad y ancianos no circuncidados.

Es esencial realizar siempre un estudio histopatológico de toda lesión sospechosa de balanitis de Zoon para descartar otras dermatosis, en particular la eritroplasia de Queyrat, debido a que es una condición premaligna cuyos pronóstico y evolución difieren de los de la balanitis de Zoon.

El tratamiento más recomendable es la circuncisión, pero el láser de dióxido de carbono y las cremas que combinan antimicóticos con esteroides han dado buenos resultados.

Moreno Arias y colaboradores y Santos Juanes y colaboradores publicaron casos tratados con tacrolimus dos veces al día, también con buena respuesta.

Conclusión La balanitis de Zoon es un padecimiento que debe sospecharse en hombres no circuncidados con placas eritematosas en el pene, cuyo diagnóstico debe establecerse mediante correlación clínico-patológica. El pimecrolimus constituye una alternativa terapéutica para los pacientes que no deseen someterse a un procedimiento quirúrgico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.