Parece ciencia ficción, pero no: actualmente existen máquinas con energía lumínica para depilarse en la casa y fibras de queratina que se pegan al pelo para "rellenar" zonas de alopecia. Además, los científicos trabajan en crear parches que estiran las arrugas y cápsulas que dejen el cuerpo protegido del sol. El mundo cosmético no para de renovarse.  
Por Alison Delplace. ilustraciones: francisco javier olea. Toxina botulínica:

Sin agujas

"El mundo cosmetológico está bastante agitado, en el buen sentido de la palabra", opina el doctor Ariel Hasson, dermatólogo y coordinador del grupo PLEC (pelo-láser-estética-cirugía) de la Sociedad Chilena de Dermatología. Lo dice a propósito del gran camino que ha recorrido la toxina botulínica, utilizada para "rellenar" surcos profundos desde hace quince años, que pronto podrá prescindir de las agujas para su aplicación.

Actualmente esta toxina, comercializada principalmente como Botox (laboratorio Allergan), se inyecta en zonas específicas de la piel para provocar una parálisis sutil en la musculatura y así "levantar" las arrugas. La precisión del punto en el que se aplique requiere que estén a cargo médicos con profundos conocimientos de anatomía, ya que si se toca un músculo equivocado puede ocurrir, por ejemplo, que un ojo quede caído durante el tiempo que dura el efecto de la toxina (cuatro a seis meses).

La idea es que, a futuro, la toxina se pueda aplicar en forma tópica directamente sobre la piel, ya no en consultas médicas sino en la propia casa. Diferentes empresas han estudiado, con resultados positivos, el uso de parches que logran que la toxina penetre la piel, aunque con menor profundidad que al usar inyecciones.

Aún quedan preguntas por resolver antes de que se apruebe su uso masivo. ¿Hay riesgo de dermatitis de contacto u otras reacciones? ¿Cuál es la concentración recomendada y la frecuencia de aplicación adecuada? ¿Puede combinarse con otros principios activos de uso cosmético, como las vitaminas antioxidantes? ¿Qué pasa con las embarazadas?

-Es una gran alternativa, pero no tiene aún aprobación de la FDA y del ISP (Instituto de Salud Pública de Chile). Eso demorará algunos años. Faltan estudios. Recomiendo que, una vez que su uso se apruebe, la gente consulte con un dermatólogo que evalúe la piel de cada persona. En la tercera edad, por ejemplo, es posible que esto no tenga efecto estético y sí podría causar reacciones alérgicas si la piel es sensible. Además, las pieles secas y las grasas absorben este tipo de productos de manera diferente -puntualiza el doctor Hasson. Depilación con luz:

Del salón a la casa

Aunque la cera depilatoria e incluso la máquina de afeitar están ahí para que las mujeres puedan deshacerse de vellos en piernas, brazos, cara y rebaje, la depilación prolongada gana cada día más adeptas. Estos sistemas literalmente "queman" y debilitan los folículos capilares para que, de a poco, el vello deje de salir. Para esto se utilizan principalmente dos tipos de energía, el láser y la luz pulsada o IPL.

En ambos casos su uso requiere de conocimientos profundos sobre piel y sobre cómo se transmite la energía lumínica para evitar quemaduras o frustraciones (el láser, por ejemplo, funciona mejor en pieles claras; las oscuras pueden pigmentarse).

El uso de estas máquinas se reservó durante mucho tiempo para centros médicos o estéticos. Pero hoy es posible reeditar este proceso en la casa; el truco está en que se trata de máquinas que emiten frecuencias de onda menores a las profesionales, lo que reduce riesgos. Son muy cómodas, pero quienes las compran deben saber que hay que tomar ciertas precauciones para obtener buenos resultados.

-Tal como te asesoras bien para comprar un computador, es bueno contar con un consejo médico antes de adquirir estas máquinas. El fototipo de cada persona es importante; debe saber que si se expone al sol después del tratamiento pueden producirse manchas. Y si existe algún problema hormonal no detectado, las máquinas pueden no tener efecto -advierte el doctor Hassson.

-Como tienen una potencia menor, no se logran los mismos resultados que en un centro, aunque sí logran retardar el crecimiento de los vellos. Lo ideal es ser prolijo y constante -concluye la doctora Vierocka Tomulic, dermatóloga de Clínica Dermovein.

Bloqueador solar:

En cápsulas

Ya no es como en los años 80, cuando una piel roja y despellejada era lo deseable. Hoy, se sabe que el sol hace daño. Según explica la Clínica Mayo, hay dos tipos de radiación dañina: la UVA y la UVB. La primera penetra hasta las capas profundas de la piel y se asocia con la formación de arrugas y manchas; la segunda aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel. Lo recomendable es usar un protector solar de amplio espectro.

El problema es que, por muy bueno que sea el producto escogido y por alta que sea la protección que ofrece, a veces no logramos una buena cobertura y queda piel expuesta sin que nos demos cuenta. No lo esparcimos de manera uniforme; no aplicamos una capa lo suficientemente gruesa o no llegamos hasta algunos recovecos del cuerpo. Otras veces ocurre que no reaplicamos el producto luego de un par de horas o perdemos cobertura por efecto del roce con la toalla o la arena.

Por eso, un equipo de científicos de la universidad King's College, en Londres, trabaja en crear una cápsula que ofrezca protección solar en forma sistémica. Con ella, todo el cuerpo quedaría protegido, incluyendo los ojos.

El equipo británico, encabezado por el doctor Paul Long, investiga un tipo específico de coral (el Acropora Micriphthalma, que habita en la Gran Barrera de Coral, el arrecife más grande del mundo, en Australia).Este coral produce, de manera natural, un compuesto que le brinda protección UV. La idea es crear con este coral una loción y luego un compuesto o cápsula que recree este mecanismo natural.

Aún faltan pruebas de toxicología y otros procesos, pero el estudio avanza a pasos prometedores.

Maquillaje para el pelo

Aún no está disponible en Chile, pero en muchos países es un boom. Se trata de fibras de queratina (proteína naturalmente presente en el pelo), pura o casi pura, que se cargan con energía electroestática con el fin de formar una atracción magnética que las adose al cabello sin necesidad de fijadores químicos.

Se usan, principalmente, en casos de alopecía, para que el pelo se vea más grueso y la cabeza se "rellene". En este caso, este verdadero maquillaje capilar se usa en conjunto con tratamientos médicos.

Pero también se utiliza este sistema para otros asuntos, como cubrir canas o disimular el crecimiento de las raíces en un pelo que ha sido coloreado y no se tiene tiempo para ir a un retoque profesional en la peluquería. Es un procedimiento seguro, que no presenta contraindicaciones; sólo se recomienda evitar su uso sobre lesiones o heridas que pueda haber en el cuero cabelludo.

-Su efecto es netamente cosmético. No hace que crezca pelo, pero es de gran ayuda para hombres y mujeres al hacer que la cabeza se vea más "poblada". Además, no produce reacciones alérgicas.

Es particularmente útil para mujeres que sufren de alopecia en la zona de la partidura o cuando se forman "medallones" de pérdida de pelo -explica la dermatóloga Katherine Barría, del Instituto Chileno de Restauración Capilar.

Existen varios tonos, desde el rubio platinado al negro, que se pueden mezclar directamente en la cabeza o dentro de una botella, para acercarse al color natural de cada persona.

Las fibras se aplican sobre el pelo seco; si se hace sobre el cabello mojado o húmedo se forma una suerte de masa grumosa. Con las fibras puestas, no se puede nadar o practicar actividades acuáticas. El producto sale con el lavado.